top of page

La seño nómade

Soy Maestra de Inglés en primaria y jardín. Tengo alrededor de 600 nombres en mi lista de alumnos. Son 600 historias, 600 familias, 600 corazones, 600 necesidades y talentos diferentes que explotar y estimular.

No estoy todo el día con cada uno, pero compartimos 2 o tres horas por semana. No conozco detalles de sus vidas, pero sí recuerdo lo importante de cada una.

Me ha tocado estar cuando se cayó un diente, cuando alguno cumplió años, cuando alguno lloró en mis brazos por una pelea con sus amigos, o cuando festejaron su último día de clase en primaria.

Me pierdo algunos actos y también algunos acontecimientos importantes de sus vidas, pero ellos se encargan de mantenerme al tanto cuando entro al aula, y se abalanzan con sus historias verborrágicas para ponerme al día.



Y voy recopilando cariño, sonrisas, frustraciones y recuerdos con cada uno de los 600 seres que me llenan el corazón. Y recuerdo cada carita, aunque parezca una misión imposible. A veces se me escapan los nombres después de las vacaciones, porque admito que no soy una super heroína con una super memoria, pero ellos no se dan cuenta si me olvido. Porque para mí, cada uno se llama “mi amor”, “mi rey”, “mi reina”, “hermosa”, “bombón” o “mi vida”.

Soy la seño de inglés, pero ¿Por qué no cruzar los límites de la enseñanza de una segunda lengua, para llegar a abarcar la totalidad del ser humano? Tengo un lugar en el que, además de cantar y jugar en otro idioma, puedo transmitir valores, costumbres, emociones y por sobre todo, un lugar para EDUCAR. Educar en la paz, la convivencia, el amor, la empatía, la solidaridad… y no hace falta nombrar esos valores, ellos ni se dan cuenta que se los transmito. Lo van recopilando de a poquito y subliminalmente en el corazón, para que cuando sean grandes, sean seres de bien, y ¿por que no? Me recuerden…


Y así voy como nómade, con mis carpetas, mi reproductor de audio, mi proyector o mis títeres, de aula en aula, durante horas. Y nunca me pierdo en el camino. Tengo 600 calificaciones, 600 conceptos, 600 evaluaciones para corregir y 600 motivos para, al día siguiente, levantarme y empezar de nuevo.

Y no me importa quedarme hasta las 2 de la madrugada, recortando, pegando, haciendo mis flashcards y preparando material. Porque me gusta entrar a cada clase y olvidarme del reloj, porque disfruto cada una y en cada una dejo mi entrega total, mi energía y mi cariño. No me importa tener que quedarme en los recreos mandando notas a los papis sobre lo que hicimos en el libro si los nenes se lo olvidaron en casa, o pegando los trabajitos que hicimos en la pared del hall del colegio.

Soy feliz con lo que hago, y recibo mas de lo que doy. Porque recibo algo que no se compra con dinero. Despedirme de primer grado, y que cada niño me salude con un beso, o que me encuentren en el hall y me pregunten ansiosos si tienen inglés en la siguiente hora, que vengan chiquitos de jardín corriendo a los gritos a abrazarme como si yo fuera un estrella de Disney Channel, que al finalizar una clase me digan “quedate un ratito mas”, que me llenen de cartas, corazones y cartelitos, que en el día del maestro me recuerden… Esa es mi paga. ¿Cómo no ser feliz?



Ya sé, ahora sonreís recordando lo bello de nuestra profesión, pero abrís tu agenda docente un día de Diciembre, y ves esto:


¡Y recordas que tenes 600 promedios que sacar 🤯😨!

Ahí es donde entro yo a tu vida, y te dejo éste excel configurado para que pongas las notas de tus alumnos y el promedio salga solito. ¡Largá la calcu y usa éste archivo!

Average sheet
.xlsx
Download XLSX • 42KB


Espero te sirva.

¡💡Hasta la próxima idea 💡!



767 visualizaciones9 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Magia

bottom of page